¡Tu carrito esta vacío!
Ver Carrito Pagar
Subtotal: MXN $0.00

ES  

Alrededor del siglo IV a.C., los mayas se establecieron en una extensa región del sur del México actual, su clima húmedo favorecía el crecimiento del árbol del cacao al que los Mayas llamaron “Cacahuaqucht”, según sus creencias este árbol pertenecía a los dioses y las vainas que crecían en su tronco eran un regalo de ellos hacia los hombres.

Esta civilización crea una especie de bebida amarga hecha con las semillas del cacao y la cual consumían exclusivamente los miembros de la realeza y la nobleza a la vez que también era usado para dar solemnidad a determinados rituales sagrados. En sus libros se describen diferentes formas de elaborar y perfumar este brebaje.

mayordomo_cliente

El árbol del cacao o cacaotero tiene como nombre científico theobroma cacao L. que proviene del griego y significa “alimento de los dioses”. El cacao da origen a uno de los productos más deliciosos del mundo: el chocolate, que fue desarrollado recién en el siglo XIX.

La vaina del cacao, sin embargo, fue primero utilizada para la creación de una bebida, en la época de los mayas, en México, alrededor del año 600. Hay documentos más precisos que informan que la predilección por el cacao fue de los aztecas, quienes preparaban un brebaje amargo y concentrado llamado “techocolat” reservado al emperador, a los nobles y a los guerreros.

El chocolate del (náhuatl: xocolatl ) (maya: chocolhá) es el alimento que se obtiene mezclando azúcar con dos productos derivados de la manipulación de las semillas del cacao: una materia sólida (la pasta de cacao) y una materia grasa (la manteca de cacao).